Clos Lentiscus (D.O. Penedès)


Fundada en el siglo XIV, la masía de Can Ramon siempre ha tenido su actividad relacionada con el mundo del vino: agricultura vinícola, comercio con el sur de Francia y con las colonias americanas. Pero en los siglos XIX y XX, con los problemas de la filoxera, la industrialización y la guerra civil española, la propiedad entra en declive.

En el año 2001, los descendientes de la familia propietaria, los hermanos Manel y Joan Aviñó, unos apasionados del mundo del vino, inician un proyecto muy ambicioso, devolver la brillantez que había disfrutado la heredad.

Este proyecto pasa por hacer vinos como los de antes, respetuosos con la tierra utilizando los antiguos sistemas de cultivo sin el uso de pesticidas y herbicidas. Siguiendo los ciclos lunares para plantar, podar o cosechar y respetarlos cuando se embotella.

Situada en pleno Macizo del Garraf y enfrente del Mar Mediterráneo, en Sant Pere de Ribes, la finca está dispuesta sobre una gran masa calcárea, de suelos poco profundos y en los cuales podemos encontrar fósiles marinos, que proporcionan muchos microelementos y minerales que la vid absorbe con facilidad y le otorgarán un carácter singular y un gran potencial de envejecimiento con carácter mineral a los vinos, y que se encuentra presente en las mejores zonas de producción de vino del mundo.